0

Una junta de Kickoff generalmente marca el banderazo oficial del inicio de un nuevo proyecto o un nuevo ciclo dentro de una empresa. Por ejemplo, puede ser el arranque de una nueva temporada de ventas, el comienzo de un nuevo desarrollo de un producto, o la inaguración de un área nueva dentro de la compañía.

 

Hacer este tipo de eventos tiene múltiples beneficios para tu organización, ya que le da la oportunidad a tu equipo para que se conozcan de una forma mucho más personal y establecer una atmósfera llena de energía y entusiasmo por arrancar una nueva etapa. Esto funciona especialmente en equipos que trabajan a distancia ya que es muy poco probable que se conozcan en persona nuevamente.

Por otro lado, es un gran momento para crear las reglas y acuerdos correctos para empezar a trabajar, establecer un plan de trabajo y asegurarse que todos entiendan que tipo de responsabilidades tienen dentro del mismo.

Una junta de kickoff debe ser la primera experiencia exitosa del equipo dentro del proyecto o etapa para demostrar que la meta final es posible de alcanzarse y realizarse.

Aquí te dejamos los puntos más importantes a incluir en tu agenda de kickoff:

  • Dale una buena bienvenida al equipo, que sientan que la compañía está orgullosa de que ellos forman parte de esta junta.
  • Introduce al líder o al proyect manager del proyecto. Esto es muy importante para que el equipo sepa quién los estará dirigiendo. Permite al líder que de una breve introducción.
  • Crea un espacio para romper el hielo con dinámicas de integración, esto es ideal para que todos los integrantes se sientan en una atmósfera de confianza entre ellos y puedan participar dentro de la sesión sin temor a expresar su opinión.
  • Presenta los objetivos de una forma clara y concisa para que todos los puedan entender.
  • Explica los beneficios que este proyecto traerá a la compañía, al área, al equipo y a los colaboradores que serán parte de ello.
  • Presenta el plan de trabajo,  asegúrate de tener un cronograma y destacar a las personas y/o áreas que forman parte de cada proceso así como sus responsabilidades.
  • Crea reglas de comunicación claras y objetivas para que el proyecto se lleve a cabo sin contratiempos.
  • Ten una sesión de Preguntas y Respuestas para asegurarte de que todos entendieron bien el plan, escuchar las preocupaciones y sugerencias que pueda tener el equipo y discutir sobre los pormenores de la operación del mismo. En este punto también puedes aprovechar para obtener feedback de las personas involucradas y enriquecer mucho más el proyecto.

Ahora bien, si te gustaría tener una junta de KICKOFF de primer nivel, te recomendamos incluir los siguientes elementos:

  1. Sal de la oficina: lleva a tu equipo fuera de se su espacio habitual y evita que tengan distracciones de trabajo. Esto ayudará a que estén enfocados 100% en la sesión.
  2. Workshops: crea simulaciones de las acciones que deberá realizar tu equipo en el día a día. La práctica hace al maestro y esta es el mejor momento para hacerlo.
  3. Networking: establece espacios para que los integrantes puedan conocer a personas clave del proyecto. Por ejemplo, puede ser durante la comida o el desayuno. Esto ayudará a crear vínculos más fuertes entre ellos.
  4. Materiales didácticos: Diseña materiales con toda la información de la junta, que sean fáciles de leer y estudiar para que la gente los pueda consultar en el momento en el que lo necesite. Estos materiales pueden ser impresos o digitales. ¡Tú decides!
¿Te gustaría que te ayudemos a planear tu Junta de kickoff?

 

Contáctanos aquí

¡En Twig somos expertos en crear experiencias de aprendizaje increíbles!
José Ramón Murillo Portilla

José Ramón Murillo Portilla

Experto en inovación educativa.

Leave a Reply